Mi vida – Fotógrafo de bodas en Málaga y España – Fotógrafo Internacional

 Necesito conocer a mis novios. El siguiente paso después de firmar el contrato, o incluso antes de firmar es interrogarlos, saber cómo son, conocer su vida. Os cuento algo sobre mi vida ya que es de justicia que vosotros podáis conocerme a mí.

Puede que os resulte extraño, o que no creáis que algo pasó de verdad, pero os aseguro que todo lo que cuento es así. El único filtro que tiene es el de mi mirada, la única distorsión son mis ojos, y después de leerlo, los tuyos.  Allá va:

Manu Amarya

Me llamo Manuel Torres y aunque me considero una persona pragmática y con los pies en la tierra creo que he heredado algo de mi tía Isabel. Ella era la que levantaba comentarios en mi pueblo. Siempre andaba con tres o cuatro perros alrededor, tenía un microondas en la mesita de noche que ahuyentaba a los espíritus y un día intentó asesinar a su marido. La suerte fue que las pastillas no se disolvieron en el cazo de leche. Sí, estaba loca pero no era demasiado astuta. Mis dos abuelas tenían sus casas frente a ella, y allí me crie yo.

Soy de Yunquera, un pueblecito de la Serranía de Ronda. Y digo soy porque aún pertenezco a ese lugar. Allí aprendí a confiar en los demás sin hacer preguntas y sentirme protegido.

En la barriga éramos dos, pero en el mundo exterior sólo había sitio para uno. Sobrevivió el más pequeño y desde entonces devoro la vida, a veces pienso que vivo por dos.

Después de mucho insistirle a mis padres llegó mi hermana. Una pequeña sinvergüenza que lo mismo agarraba una serpiente que se bañaba en un cubo de pintura. El complemento perfecto.

Y así pasamos la infancia, saltando terraplenes, escalando montañas de sacos de guata y evitando comer los helados que  nos traía la tía Isabel (por si las moscas).

En mi casa había una tradición.

El día de reyes llegaba mi regalo, lo que yo había pedido, pero misteriosamente desaparecía. No lo volvía a ver hasta verano, condicionado al buen resultado de mis notas. Sabía que estaba escondido en algún lugar (de hecho sabía donde estaba) pero era inaccesible para mí.

Y allí estaba yo, contando los días para tener mi primera cámara. Mirándola a escondidas cuando no había nadie que me pudiera ver.

Mi primera camara Manu Amarya

 

Ese año ardió mi casa. Un brasero en una mesa camilla hizo desaparecer casi todo lo que teníamos. Cuando llegué y vi el desastre salí corriendo escaleras arriba. A mi alrededor sólo había restos de muebles humeantes, casi no podía ver, pero mi cámara estaba allí, había sobrevivido escondida en el altillo de un armario. En  junio bajó del altillo a mis manos y fui nombrado fotógrafo Malaga oficial de la familia. Un cargo que me encantaba y que yo me tomaba muy en serio. No había viaje ni evento familiar que no quedara inmortalizado por mi cámara. Tomaba las fotos a metro y poco del suelo, la altura que me daba mi cuerpo de niño.

Las fotos fueron ganando altura, y yo con ellas. Ellas y yo fuimos evolucionando juntos y nos convertimos en lo que somos hoy. Nos hicimos más complejos.

Manu Amarya

Con los años la pasión por la fotografía fue ganando espacio en mi vida.

Tanto que decidí dejar mi trabajo de oficina, ese que me daba sueldo fijo y estabilidad, para dedicarme a esto. Pero no creáis que fue una decisión fácil, es complicado dar un salto al vacío desde un lugar seguro.

Me siento afortunado por estar rodeado de gente tan maravillosa.

Unos padres que me han dado todo, no hay palabras para ellos. Gracias, no sería nada sin vosotros.

Una hermana que me tiene pasión. Me veo más grande cuando me miro en sus ojos. Te quiero fea.

Unos amigos de los que puedo presumir. Por su lealtad y por estar ahí siempre, en las buenas y en las malas. Chicos, nos vemos en los bares.

Manu Amarya

Y un millón de personas más que pasan por aquí dejándome momentos preciosos. Entre ellos guardo un lugar muy especial para vosotros, mis novios. ¿Hablamos?

  • Preboda en Nueva York (Estados Unidos)

    Pablo & Sandra

  • Postboda en Lisboa (Portugal)

    Pedro & Elena

  • Preboda en Irlanda del Norte

    Alba & Kelly Ann

  • Postboda en Roma (Italia)

    María & Abel

  • Boda en Guadalpin Banus, Marbella, Spain

    José Antonio & Laura

  • Preboda en París (Francia)

    María & Abel

  • Postboda en Segovia, Spain

    Paco & Lorena

  • Boda en Convento La Magdalena, (Antequera), Spain

    Javi & Chio

  • Preboda en Jardín Botánico (Finca de la Concepción) Málaga, Spain

    José Antonio & Laura

  • Boda en Los Monteros (La Cabane) Marbella, Spain

    Jose Mª & Sonia

  • Preboda en Familia

    Fani & Raúl

  • Boda en Colegio el Monte (Málaga), Spain

    Marián & David

  • Boda En Jardines del Trapiche (Velez-Málaga) Spain

    Elena & Pedro

  • Preboda en Muelle Uno Málaga, Spain

    Javi & Rocío

  • Boda en Finca el Tinto (Rincón de la Victoria) Málaga, Spain

    Anabel & Victor

  • Boda en Finca Palo Verde (Alhaurín de la Torre), Spain

    Vanesa & Rocio